miércoles, 30 de mayo de 2007

de lo meramente deportivo

cuando
(después de tanto)
la sangre se hace de un lugar
(recurrente / preferencial)
en sus fosas nasales
decide
(presa de un terror in crescendo)
dejar de lado
la excesiva adicción a polvearse la nariz
y volver a los entrenamientos
y mejengas
con el equipo del barrio.

3 comentarios:

Malasombra dijo...

Dinamita hermano. Yo con los manudos y vos con los morados. Sugiero unas birras despues de la adiccion y la mejenga. Al fin encontre el blog. Un abrazo.

Literófilo dijo...

Pasaba por acá me hizo recordar mis espinillas hinchadas. Saludos.

Sirena dijo...

¡moraaaadooooo! Por fin Ricardo encontro el blog, se dignó a poner enlaces y pude llegar...