miércoles, 15 de abril de 2009

Dos Poemas de Eliseo Diego

Eliseo Diego (La Habana 1920 - Ciudad de México 1994)
es uno de Los Poetas que más he disfrutado desde que llegó por primera vez, hace ya varios años, uno de sus libros. Además fue un Gran Cuentista. He aquí dos de sus poemas:

COMIENZA UN LUNES

La eternidad por fin comienza un lunes
y el día siguiente apenas tiene nombre
y el otro es el oscuro, al abolido.

Y en él se apagan todos los murmullos
y aquel rostro qua amábamos se esfuma
y en vano es ya la espera, nadie viene.

La eternidad ignora las costumbres,
le da lo mismo rojo que azul tierno,
se inclina al gris, al humo, a la ceniza.

Nombre y fecha tú grabas en un mármol,
los roza displacente con el hombro,
ni un montoncillo de amargura deja.

Y sin embargo, ves, me aferro al lunes
y al día siguiente doy el nombre tuyo
y con la punta del cigarro escribo
en plena oscuridad: aquí he vivido.



CANCIÓN PARA TODAS LAS QUE ERES

No solo el hoy fragante de tus ojos amo
sino a la niña oculta que allá dentro
mira la vastedad del mundo con redondo azoro,
y amo a la extraña gris que me recuerda
en un rincón del tiempo que el invierno ampara.
La multitud de ti, la fuga de tus horas,
amo tus mil imágenes en vuelo
como un bando de pájaros salvajes.
No solo tu domingo breve de delicias
sino también un viernes trágico, quien sabe,
y un sábado de triunfos y de glorias
que no veré yo nunca, pero alabo.
Niña y muchacha y joven ya mujer, tú todas,
colman mi corazón, y en paz las amo.

4 comentarios:

Alexánder Obando dijo...

Tanto le había perdido la pista a este poeta que ni sabía que ya había muerto. El primer poema me parece bien pero sin mayor consecuencia, mas el segundo es un puro gozo poético. Lo he disfrutado mucho.

Saludos.

Asterión dijo...

Un buen poeta, aunque se podría considerar uno de los “hermanillos menores” de la generación del 27.

Ahora, de eso se trata, de traer a colación poetas que nos gustan o que nos mueven (o incluso que no nos gusten), y poder desempolvarlos, como también le sucedió a Alexánder.

Saludos y gracias por compartir.

Germán Hernández dijo...

Mmmmm, que sabrosos ambos poemas... que extraño entuciasmo trasmiten a pesar de las derrotas que narran...

Pienso igual que Asterion, en hora buena repasar los textos que algún día amamos para transferirlos a otros...

Y aprovecho con alegría para felicitarte Byron por el esfuerzo de mantener vivo tu blog.

Alexánder Obando dijo...

Mantener vivo este blog, Byron, es como mantener un diálogo abierto. Felicidades.