viernes, 29 de mayo de 2009

UN POEMA DE byron espinoza





Hasta hoy
Mis manos
Nunca hicieron otra cosa

Caer...

Y ustedes
Que lo vieron todo
No fueron capaces de juntarlas

Aun así
Y a pesar de tanto
Con los muñones
Sangrando todavía
Pude arrebatárselas a los perros
Colocarlas
En su lugar
Nuevamente
Para que
(Sobre este suelo de vidrio constante...)
Siguieran cayendo.

4 comentarios:

Asterión dijo...

“Hasta hoy
Mis manos
Nunca hicieron otra cosa

Caer...

Y ustedes
Que lo vieron todo
No fueron capaces de juntarlas”

Esta parte me parece muy buena. Es fuerte y sugerente. Incluso para mí es un poema completo.

Lo que sigue me parece más evidente, algo efectista y termina por funcionar como una especie de explicación innecesaria.

Pero bueno, sobra decir que es solo una impresión.

Gracias por compartir el texto.

Alexánder Obando dijo...

Concuerdo en la idea de que sin la última estrofa también hay un poema completo, pero no me molesta que sea tal cual es.

La imagen de las manos cercenadas es bien fuerte.

Byron Espinoza dijo...

Estimados Gustavo y Alexánder, mil gracias por darse la vuelta y escribir sus comentarios y sugerencias. Un abrazo grande que los cubra a los dos.

Germán Hernández dijo...

Coincido completamente con Gustavo.

Lo demás sobra y le resta fuerza a esa acusación brutal de los que vieron todo y no fueron capaces de juntarlas....